Caracteristicas de los borrachos de poder

0
17

Por: Federico Nuñez Mañan

La percepción que tenemos de los borrachos es que son enfermos por las bebidas, a veces por los vinos de clase, cervezas de cualquier marca o ron a granel.

Las características de los borrachos no tiene límites, pueden ser desde románticos empedernidos hasta unos celosos peligrosos; pero mi comentario va dirigido específicamente a uno en especial, el  borracho de poder, es aquel que atreves de sus artimañas consigue obtener buenas influencias de las altas instancias políticas y administrativas. Posee una habilidad sobre natural, que se podría pensar que tiene el síndrome de savant,  una condición humana que poseen algunos individuos para memorizar y recordar datos.

Esta habilidad lo convierte en calculador y manipulador de su diario vivir, se considera inmune a cualquier comentario que pueda afectar su estatus social, emigra con mucha facilidad de cualquier ambiente toxico o dañino que pueda entorpecer sus planes macabros.

El borracho de poder es un autentico violador de las leyes, no respeta las señales de transito y en instituciones públicas o privadas se vale siempre de un amigo para lograr sus objetivos.

En la generalidad de los casos se jacta de pertenecer  a la DNCD o  a la DNI, ostentando un rango superior.

Si por casualidad se involucra en una refriega, hace todo lo posible por buscar un chivo expiatorio, de manera que su nombre no se ventile en los medios de comunicación.

Literalmente los hijos y esposas adquieren los mismos hábitos, sin tener conciencia de donde provienen las prebendas de su padre, que casi siempre llegan atreves de algún funcionario público, senador o diputado.

El famoso borracho siempre es el fundador o dueño de una ONG, con la cual obtiene pingues beneficios.

Esta reseña viene a propósito de algunos amigos o conocidos del pasado, que pasaron por momentos y situaciones difíciles y hoy se encuentran boyantes o embriagados de poder.

Podríamos nosotros acaso criticar su fortuna o nos quedamos callados para cuando nos toque la oportunidad de entrar al mundo de la corrupción… y como dice el refrán a todos nos llega la oportunidad, ojala que cuando nos llegue sea para ayudar a los demás.

Póngase su toga y su birrete y sea usted el jurado.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui