Las 4 enfermedades que puedes padecer al usar redes sociales

0
11

Tecnopatologías: ¿qué son y cómo te afectan?

Es muy posible que tengas un perfil abierto en varias redes sociales, ya sea Facebook, Twitter, Instagram o Pinterest. Sin embargo, si haces un mal uso de ellas, tu estado de salud puede verse afectado y acabar sufriendo tecnopatologías.

El término tecnopatología hace referencia a los nuevos trastornos psicológicos que han aparecido en la era digital. A continuación, repasamos algunos de los más destacados:

– Síndrome F.O.M.O.

¿Entras en Facebook y no sales hasta que no has recorrido todo tu feed? ¿No abandonas Instagram hasta que no has visto todas las publicaciones de tus contactos? El síndrome F.O.M.O. (fear of missing out) se traduce en tener miedo a perderse algo. Es decir, en tener la continua necesidad de conectarse a las redes para estar al tanto de todo lo que se publica y sentir angustia cuando no es posible hacerlo.

– Apnea de WhatsApp

Las personas afectadas por este trastorno se caracterizan por una dependencia total de sus aplicaciones de mensajería, como WhatsApp. Este impulso de entrar en WhatsApp les asalta incluso cuando no han recibido ningún mensaje. Además, pueden obsesionarse con detalles como ver que alguien se ha conectado y no les ha respondido un mensaje.

– Nomofobia

El dispositivo estrella para acceder a las redes sociales es el teléfono móvil. De hecho, para muchas personas el Smartphone es su objeto más preciado. Tal es así que pueden llegar a experimentar ansiedad cuando no tienen el móvil porque sienten que les falta algo, lo que se conoce como nomofobia (no-móvil-fobia).

– Cibercondría

Se trata del término hermano de la hipocondría, pero esta vez en el mundo digital. Los cibercondríacos están convencidos de que sufren alguna enfermedad de la que se han informado a través de Internet, hasta tal punto que pueden llegar a encontrarse mal de verdad.

A estos trastornos se suman otras consecuencias graves en la salud como la dependencia a Internet y a las redes sociales e incluso depresión por no ser popular en las redes sociales o no alcanzar el número de Likes deseado.

No obstante, cabe destacar que estos efectos negativos de las redes sociales se producen cuando se hace un uso irresponsable de las mismas. Las redes sociales no son malas por sí mismas, pero sí entrañan ciertos peligros y perjudican nuestra salud cuando nos obsesionamos con ellas o las utilizamos mal. Y por eso mismo es tan importante disponer de información suficiente sobre las mismas y no concebirlas como eje de nuestra vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui