Adriano Espaillat vota por la aprobación del Plan de Rescate Estadounidense de Biden para brindar ayuda urgente al pueblo estadounidense

0
22

WASHINGTON, DC – Hoy, el congresista Adriano Espaillat (NY-13) votó para aprobar la H.R. 1319, la Ley del Plan de Rescate Estadounidense, una legislación histórica que salva vidas y que proporcionará los recursos que se necesitan con urgencia para vencer al virus, vacunar a las personas, poner dinero en los bolsillos de las familias, retornar a los niños a las aulas de forma segura, y poner a la gente a trabajar.

«La vida y los medios de subsistencia de las familias de Nueva York han sido devastados por la pandemia del coronavirus y la crisis económica», dijo el Rep. Espaillat. “Estos estadounidenses laboriosos no pueden permitirse más demoras, por lo que hoy me uní con orgullo a mis colegas para aprobar el paquete de ayuda estratégico y audaz del presidente Biden que brinda los recursos necesarios para satisfacer las necesidades de mis constituyentes y familias en todo el país. Con decenas de millones de estadounidenses infectados, más de medio millón de vidas perdidas, millones más de desempleados y con inseguridad alimentaria y de vivienda, ahora es el momento de actuar, y nadie nos disuadirá de esta misión crítica”.

El Plan de Rescate Estadounidense de Biden salvará vidas y medios de subsistencia:
Vacuna a las personas: El plan montará un programa nacional de vacunación que incluye la creación de sitios comunitarios de vacunación en todo el país. También tomará medidas complementarias para combatir el virus, incluida la ampliación de pruebas y rastreo, aborda la escasez de equipo de protección personal y otros suministros críticos, invierte en tratamientos de alta calidad y aborda las disparidades en la atención médica.

Retorna a los niños a la escuela de forma segura: El plan hará una inversión de casi $130 mil millones en la reapertura de escuelas y la recuperación del tiempo perdido en el aula. Estos fondos se pueden usar para cosas como reducir el tamaño de las clases, modificar los espacios para que los estudiantes y maestros puedan distanciarse socialmente, mejorar la ventilación, implementar más medidas de mitigación, proporcionar equipo de protección personal y brindar clases de verano u otro apoyo para los estudiantes que ayuden a compensar el tiempo de aprendizaje perdido este año. El plan también proporciona recursos para la educación superior, Head Start y centros de cuidado infantil.

Pone dinero en los bolsillos de la gente: El plan completa su propósito con la promesa del presidente de proporcionar $2,000 en asistencia directa a hogares en todo Estados Unidos con cheques de $1,400 por persona, luego del pago inicial de $600 promulgado en diciembre. El plan también proporcionará asistencia directa para la vivienda, asistencia nutricional para 40 millones de estadounidenses, ampliará el acceso a cuidado infantil seguro y confiable y atención médica asequible, extenderá y expandirá el Seguro de Desempleo para que 19 millones de trabajadores estadounidenses puedan pagar sus facturas y ayuda a 27 millones de niños con un Crédito Tributario Adicional por Hijos y a 15 millones de trabajadores con salarios bajos a través del Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo. Dará un aumento a 27 millones de trabajadores y sacará a un millón de la pobreza al aumentar el salario mínimo federal.

Pone a la gente a trabajar nuevamente: el plan brindará apoyo crucial para las pequeñas empresas más afectadas, especialmente aquellas que son propiedad de empresarios con antecedentes raciales y étnicos que han experimentado discriminación sistémica, con subvenciones EIDL, elegibilidad ampliada del PPP y más. El plan también proporciona recursos cruciales para proteger los empleos de los socorristas, los trabajadores de salud pública de primera línea, los maestros, los empleados de transporte y otros trabajadores esenciales de los que dependen todos los estadounidenses.

El Plan de Rescate Estadounidense cuenta con el firme apoyo de una gran mayoría del pueblo estadounidense –incluido el 60 por ciento de los republicanos–, líderes estatales y locales bipartidistas, grupos educativos nacionales, sindicatos y organizaciones de defensoría, y cientos de empresas y cámaras de comercio. Los economistas están de acuerdo en que el plan de acción y basado en evidencia del Plan de Rescate Estadounidense es necesario, tanto para las familias en dificultades como para la economía estadounidense. Las disposiciones de la legislación generarán 1.25 dólares por cada 1 dólar de gasto, reducirán la pobreza infantil a la mitad y sacarán de la pobreza a casi 12 millones de personas. Como ha dicho Mark Zandi, economista en jefe de Moody’s Analytics: “Es mejor pecar de demasiado que de muy poco. Las tasas de interés están en cero, la inflación es baja, el desempleo es alto. No necesitas un libro de texto para saber que es cuando presionas el acelerador fiscal».

Si el Plan de Rescate Estadounidense no se promulga ahora, los resultados podrían ser catastróficos, con 4 millones de empleos menos este año, según Moody’s, y podría tomar un año más regresar al pleno empleo. Una cohorte completa de jóvenes puede tener ingresos menores a lo largo de su vida porque se les privó de otro semestre de escuela. Millones de padres, especialmente madres, podrían verse obligados a quedarse en casa, reduciendo sus salarios y perspectivas laborales porque no tienen otra elección que cuidar de sus hijos. Y sin este paquete, pasarán otros cuatro años de sufrimiento antes de que el PIB real vuelva a sus niveles anteriores a la pandemia, según la CBO, un órgano no partidista.

“Con la aprobación por parte de la Cámara de Representantes del Plan de Rescate Estadounidense de Biden, los neoyorquinos pueden estar seguros de que la ayuda está en camino”, agregó el Rep. Espaillat. “Mientras el proyecto de ley llegue al Senado para nuevas acciones, continuaré trabajando para asegurar que esta legislación esencial llegue al escritorio del presidente para ser firmada antes de que expiren los beneficios por desempleo en marzo. Con el costo de la inacción en aumento y familias que pasan dificultades en cada comunidad de cada estado, pido a los republicanos que pongan fin a su obstrucción partidista y se unan a nosotros, ya que no solo satisfacemos las necesidades de nuestros constituyentes, sino que también Reconstruimos Mejor que Antes».

# # #

El congresista Espaillat es el primer domínico-estadounidense en servir en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos y su distrito congresual incluye las comunidades de Harlem, East Harlem, West Harlem, Hamilton Heights, Washington Heights, Inwood, Marble Hill y el noroeste del Bronx. Elegido por primera vez al Congreso en 2016, el congresista Espaillat cumple su tercer mandato en el Congreso. El congresista Espaillat actualmente se desempeña como miembro del influyente Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, responsable de financiar las actividades vitales del Gobierno federal. También es miembro del Caucus Hispano del Congreso (CHC), donde se desempeña como segundo vicepresidente y es miembro del Caucus Progresista del Congreso, donde se desempeña como subcoordinador (Deputy Whip). El congresista Espaillat también se desempeña actualmente como coordinador sénior del Caucus Demócrata. Para obtener más información sobre el congresista Espaillat, visite su portal en línea en https://espaillat.house.gov/.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui