Día Mundial del Medio Ambiente; «El aire que respiramos no es aire, es contaminación»

0
3

La ONU dedica el Día Mundial del Medio Ambiente de este año a alertar sobre los riesgos de la contaminación del aire tanto para nuestra salud y la del entorno, recordándonos que el 90% de las personas de todo el mundo respiran aire contaminado.

En los últimos seis años, los niveles de contaminación del aire han permanecido elevados y más o menos estables en los países más habitados del mundo. Ante ésta situación el Secretario General de la ONU, António Guterres, ha querido aprovechar la celebración del día mundial para advertir que: “Es hora de actuar con contundencia. Mi mensaje a los gobiernos es claro: gravar la contaminación, dejar de subvencionar los combustibles fósiles y dejar de construir nuevas centrales de carbón. Necesitamos una economía verde, no una economía gris.”

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS) cerca de siete millones de personas mueren cada año por la exposición a la contaminación del aire, en especial a las llamadas partículas finas o nanopartículas de menos de 2,5 micras de espesor (PM 2,5): 100 veces más delgadas que un cabello humano.

Este peligroso contaminante, procedente en su mayor parte del tránsito de vehículos impulsados por motor de gasoil o gasolina, tiene la capacidad de penetrar profundamente en los pulmones, depositando su carga tóxica (fundamentalmente metales pesados y compuestos orgánicos) en los alvéolos pulmonares y causando graves patologías del aparato respiratorio, como el cáncer de pulmón. Asimismo las PM 2,5 pueden incorporarse al sistema cardiovascular elevando el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares y diversos tipos de cardiopatía.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), el 87 % de la población urbana de la UE esta expuesta a concentraciones de PM 2,5 que superaban los valores establecidos por la OMS.

El último Informe sobre la Calidad del Aire en Europa elaborado y publicado por dicha agencia en base a los datos de las estaciones de control repartidas por nuestras ciudades señala a la contaminación atmosférica como la causa directa de más de 430.000 muertes prematuras en Europa.

Las conclusiones de dicho informe no pueden ser más categóricas. Para la AEMA, “la contaminación atmosférica es el mayor riesgo medioambiental individual para la salud de los ciudadanos europeos. Reduce la esperanza de vida y contribuye a la aparición de enfermedades graves como afecciones cardíacas, problemas respiratorios y cáncer”.

El país elegido este año como anfitrión de los principales actos conmemorativos del Día Mundial del Medio Ambiente es China, cuyas ciudades figuran entre las más contaminadas del mundo.

Sin embargo, según la ONU, el ascenso de las energías limpias y el impulso a la movilidad eléctrica están convirtiendo al gigante asiático en el nuevo líder de la acción climática y en un ejemplo a seguir en la lucha para mejorar la calidad del aire.

Y es que para la ONU buena parte de las medidas contra la pérdida de calidad del aire que respiramos -es decir, contra la pérdida de nuestra calidad de vida- pasa por el abandono urgente de las energías fósiles y la prohibición de los motores de gasoil y gasolina.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui