Eliminación de subsidio de vivienda dejaría en la calle a miles de neoyorquinos

1
7

NUEVA YORK.- Unas 3,000 familias residentes en la ciudad de Nueva York, serían directamente afectadas si se aprueba la nueva normativa propuesta por la Administración Trump en el sentido de cortar los subsidios de vivienda para los inquilinos cuyas familias tengan al menos un integrante que sea indocumentado.

La propuesta anunciada el viernes pasado por el Secretario de Vivienda, Benjamín Carson, ahora pasó a un proceso de audiencias públicas. Los estadounidenses tienen hasta el 9 de julio para proponer cambios a la norma y concluido ese periodo, la iniciativa podría entrar en vigor.

Un análisis interno del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD). determinó que unos 108,000 inquilinos en 25,000 “hogares mixtos” en todo el país serían el objetivo.

Cifras de esta agencia federal indican que alrededor del 72% de estas familias mixtas residen en tres estados: California, Texas y Nueva York. De aprobarse, la medida impactará en 108.000 personas, de las que el 70 % son residentes legales o ciudadanos estadounidenses.

El estado de Nueva York representa el 12% de esos hogares, lo que significaría alrededor de 13,000 inquilinos en 3,000 hogares; de los cuales 6,600 serían niños, lo que torna la situación más dramática aún para estas familias neoyorquinas.

La mayoría de los inquilinos viven en complejos de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA), pero algunos residen en apartamentos privados donde el alquiler está subsidiado a través del programa de la Sección 8 del HUD.

“Los inmigrantes indocumentados están limitando la asistencia que podría llegar a los “ciudadanos estadounidenses legítimos”, dijo Carson al justificar la propuesta, en declaraciones formuladas a Fox News.

A través del país, unos 55,000 niños podrían ser desplazados a medida que sus familias son desalojadas de viviendas públicas, refiere el propio informe de HUD, elaborado para hacer una proyección sobre el cambio de la regla.

Varias ONG, como la Coalición nacional para los hogares con bajos ingresos, consideran que la medida es cruel porque obligará a las familias a abandonar sus hogares.

Congresistas por Nueva York rechazan propuesta

La primera reacción de rechazo a la nueva regla provino de los 13 congresistas neoyorquinos que representan ante el Congreso federal, todos demócratas y liderados por Nydia Velázquez.

Esta delegación cursó una carta al Secretario de Vivienda, Benjamín Carson en la que se oponen a la nueva regla. Los congresistas mostraron su desacuerdo con la afirmación del HUD de que expulsar a los inquilinos indocumentados liberaría apartamentos para los ciudadanos de los Estados Unidos.

En teoría, el plan del HUD liberaría a 25,000 hogares cuando aproximadamente 1.6 millones de personas se encuentran ahora en la lista de espera para recibir vales de vivienda pública o federal en todo el país. Solo en NYCHA, la lista de espera es actualmente de 177,000.

“Esta regla es poco más que humo y espejos, e intenta ilustrar que los problemas relacionados con la vivienda se remediarían con esta regla”, destaca un segmento de la carta enviada por los congresistas neoyorquinos. “Lo único que haría esta regla propuesta es hacer que otras 22,000 a 25,000 familias queden sin hogar y destrocen a las familias”.

Siempre según el análisis interno del HUD sobre los efectos potenciales de la regla, se determinó que la agencia “asume que la mayoría de los hogares mixtos abandonarán la vivienda asistida por el HUD como resultado de esta regla”. Asimismo, agregó: “El HUD espera que el temor de que la familia se separe conduciría a una rápida evacuación por parte de la mayoría de los hogares mixtos, ya sea que ese temor esté justificado”.

El análisis del HUD reconoció que la nueva regla podría inspirar la separación familiar forzada, lo que denominaron una opción “despiadada”, si un miembro de la familia no elegible simplemente se fuera para permitir que los miembros elegibles se queden.

Ese miembro no elegible podría enfrentar la falta de vivienda, lo que, según el análisis del HUD, podría terminar costándole a los contribuyentes aún más a través de subsidios de vivienda. Citan estimaciones de $ 20,000 a $ 50,000 por persona.

El significado de “hogares mixtos”

Las llamadas familias u hogares mixtos, de acuerdo con las normas vigentes de la HUD, son donde al menos un miembro está indocumentado y pueden permanecer en viviendas públicas o recibir vales federales de vivienda siempre que otros miembros sean elegibles.

La nueva regla afectaría a familias, la mayoría de las cuales están conformadas por padres inmigrantes con hijos nacidos en los Estados Unidos que son ciudadanos estadounidenses.

El cambio de política probablemente también tendría impacto en las familias con miembros que no son ciudadanos, pero que han recibido ciertos tipos de visas, como las víctimas de delitos, o que tienen permitido permanecer en espera de una solicitud de ciudadanía.

Judith Goldiner, abogada a cargo de la unidad civil de la Sociedad de Ayuda Legal, dijo que la regla propuesta sería injusta para las familias con padres indocumentados y niños nacidos en los EEUU que son ciudadanos y son elegibles para los subsidios.

“Muchos son niños ciudadanos de EEUU según la estimación del HUD. La mayoría se quedará sin hogar. Demandaremos para proteger a los niños ciudadanos de los EEUU que perderán sus hogares si esta regla entra en vigencia”, advirtió Goldiner.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui