Miriam Germán califica como una canallada los cuestionamientos del procurador en su contra

0
15

La presidenta de la Segunda Sala Penal de la Suprema Corte de Justicia, Miriam Germán Brito, calificó como una “canallada” los cuestionamientos que le hizo el procurador durante su evaluación ante el Consejo Nacional de la Magistratura.

“Una violación al debido proceso y una canallada. Porque el reglamento dice las formas en que deben presentarse las objeciones”, afirmó la magistrada.

Explicó que las denuncias anónimas así como las de un juez, de las cuales hizo uso el procurador Jean Alain Rodríguez, estarían motivadas por su voto disidente en el caso Odebrecht.

Consideró, además, que es más que probable que se condición de mujer influyó para que él la tratará como la trató.

Germán Brito, reiteró que lo dicho por uno de los jueces de Monte Plata, que conoció el juicio de fondo contra el narcotraficante Winston Rizik, es “mentira”.

“Ese muchacho, yo lo he tratado como un hijo y lo único que yo le dije a él en ese proceso porque habían cuestiones por aquí, por allí y cosa, yo lo único que le dije a él y dije, mira cuídate y no te deje presionar de nadie, haz lo que tu razonamiento y tú conciencia te indiquen y más nada”, refirió la jueza.

De igual manera, reiteró, que no le interesa ser presidenta de la Suprema Corte porque es un cargo muy incómodo.

Rehusó referirse a si esa acción del procurador es motivo de nulidad de su evaluación y por consiguiente su ratificación como jueza de la alta corte. Tampoco quiso revelar si recurriría ante el Tribunal Constitucional, si es descalificada para permanecer por cinco años más en la Suprema Corte.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui