Biden anuncia que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en exteriores para los vacunados en EE. UU.

0
1

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha anunciado que las personas vacunadas contra el coronavirus puedan estar en exteriores sin mascarilla, excepto en entornos muy concurridos y eventos multitudinarios, como «estadios, conciertos o centros de conferencias», de acuerdo con las nuevas recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés). 

«Id a vacunaros, nunca ha sido tan fácil. Cuando estéis vacunados, podréis ir sin mascarilla cuando estéis al aire libre y en sitios no masificados. La vacuna es gratis y es conveniente», ha afirmado el presidente, cuando el 37 % de la población adulta del país está inmunizada y casi el 54 % ha recibido al menos una dosis de la vacuna.

El avance de la campaña de vacunación ha traído también novedades respecto a las cuarentenas por contacto con una persona contagiada. Así, la nueva guía de directrices de los CDC -que no son obligatorias- señala que los trabajadores vacunados podrán continuar yendo a trabajar incluso si han estado con una persona contagiada, siempre ellos que permanezcan sin síntomas. Tampoco los residentes de centros no sanitarios deberán guardar cuarentenas.

Riesgo «mínimo» al aire libre, excepto en algunas situaciones

«Las visitas y actividades al aire libre suponen un riesgo mínimo para las personas totalmente vacunadas o para quienes las rodean», rezan las recomendaciones para aquellos estadounidenses que ya han recibido todas las dosis necesarias de las vacunas contra la COVID-19 y han esperado el tiempo suficiente para que hagan efecto, es decir, dos semanas después del último pinchazo.

Así, pueden salir sin mascarilla cuando estén caminando, corriendo o montando en bicicleta al aire libre, tanto si están solos como si van acompañados de las personas con las que convivan. También se podría prescindir de ella en pequeñas reuniones al aire libre o cenas en terrazas con amigos o familiares, tanto si estos están inmunizados como si no.

No obstante, la autoridad sanitaria estadounidense sigue recomendando que se exija el uso de mascarilla en eventos y entornos concurridos, así como en lugares donde no se puede garantizar la distancia física, como conciertos, desfiles y partidos, al menos, hasta que se logre una cobertura de vacunación generalizada.

Para orientar a los ciudadanos en sus decisiones, han enumerado una serie de factores que aumentan el riesgo al aire libre. En estos casos, por lo tanto, sigue recomendandoel uso de una mascarilla bien ajustada: si la incidencia del virus es elevada en la región, si pueden estar presentes otras personas no vacunadas (incluidos niños) o personas más vulnerables a la COVID-19 grave, si el encuentro se va a alargar en el tiempo, si hay aglomeraciones o estamos espacios en los que no se pueda mantener la distancia física y, finalmente, si vamos a cantar, gritar, realizar esfuerzo físico o respirar con dificultad. 

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui