Murió a los 18 años joven con la enfermedad de “Benjamin Button”: “Tienes que dejarme ir”, dijo a su madre

0
2

Tenía 18 años pero su cuerpo era de una anciana de 144 años. Su familia la recuerda como una chica que nunca se dejó vencer

Una adolescente con la extraña enfermedad de “Benjamin Button”, murió a pocas semanas de cumplir 18 años, aunque su cuerpo era el de una persona de 144 años.

La británica Ashanti Smith de la localidad de West Sussex, murió el sábado 17 de julio después de sufrir una dura situación de envejecimiento prematuro que lleva por nombre clínico “Síndrome de progeria de Hutchinson-Gilford”.

La enfermedad causó que Ashanti cumpliera ocho años por cada uno de su vida.

El padecimiento remite a la enfermedad que sufría el protagonista de la historia de ficción “Benjamín Button”, donde un hombre había nacido con el cuerpo de un anciano y con el paso del tiempo, se hacía más joven.

La madre de la adolescente, Phoebe Louise Smith, recordó a su hija como una chica “brillante y decidida”, que se negó a permitir que la enfermedad afectara su espíritu “hermoso”.

A pesar de que su cuerpo tenía los rasgos de una mujer de 144 años, Ashanti disfrutaba del ánimo de una joven en los albores de los 18 años.

La adolescente murió al lado de su madre, su padre Shaine Wickens, de 33 años, y una amiga de la familia, Kayleigh Cartwright, de 25.

De acuerdo con su madre, algunas de sus últimas palabras fueron “tienes que dejarme ir”.

“No afectó su corazón, su fuerza de voluntad o la forma en que se sentía consigo misma, se sentía hermosa todos los días”, recordó su madre.

“Todos amaban y adoraban a esa niña. Tocó tanto sus corazones con su fuerza de voluntad”, agregó.

https://www.facebook.com/plugins/post.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2Fphoebe.smiththompson%2Fposts%2F10223726058253446%3A0&show_text=true&width=500

La enfermedad de ‘Benjamin Button’ que hace que los niños envejezcan rápidamente no tiene cura conocida. La progeria, también conocida como síndrome de Hutchinson-Gilford, es un trastorno genético progresivo extremadamente raro.

El nombre deriva de la palabra griega que significa “prematuramente viejo”.

Los niños con progeria generalmente parecen normales al nacer. Pero luego del primer año comienzan a aparecer signos y síntomas, como crecimiento lento y caída del cabello.

Los problemas cardíacos o los accidentes cerebrovasculares son la causa final de muerte en la mayoría de los niños con progeria.

La esperanza de vida promedio de un niño con progeria es de unos 12 años, pero algunos con la enfermedad mueren más jóvenes y otros viven 20 años o más.

Familiares y amigos abrieron una campaña en internet para recaudar fondos y darle a Ashanti la despedida que merecía.

Sigue leyendo; Anciano murió al caerle encima el árbol que estaba cortando; 2do caso este mes en la misma ciudad de Nueva Jersey

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui