Datos oficiales muestran una menor incidencia de contagios de COVID-19 en República Dominicana

0
22

Aunque el rumbo que mantendrá el nuevo coronavirus en República Dominicana resulta poco predecible, los análisis a corto plazo de la data difundida por las autoridades muestran una incidencia de infección menor que el promedio mundial que, de mantenerse, supondría una tendencia al control de la enfermedad.

El especialista en análisis de datos y estadísticas Juan Carlos Saladín recopila los datos de los boletines epidemiológicos que diariamente presenta el Ministerio de Salud, junto al Sistema Nacional de Vigilancia epidemiológica (Sinave), así como informaciones del Johns Hopkins Coronavirus Resource Centre, cuyo cruce le permite concluir que hasta el lunes 30 de marzo, el promedio de infección era de 1.32.

Esto es, que cada contagiado por el coronavirus en el país, estaría infectando a 1.32 personas, cuando el promedio general que maneja la Organización Mundial de la Salud (OMS) es 2.5 personas por cada portador del virus. La operación le permite proyectar un total de contagios estimado para este martes, de 1,189 casos, una cifra aún mayor que los 1,109 reportados en el boletín de Salud Pública correspondiente, el cual también registra 51 fallecimientos.

Además de ser una tasa más favorable, la que exhibe el país hasta ayer muestra una reducción respecto a los días anteriores de marzo.

“Del 21 de marzo al día 22 estaba en 1.37 y ayer estaba en 1.32. Si restamos, significa que desde el 22 al 30, el factor de infección ha bajado 0.05, todavía no hay que cantar victoria, pues el objetivo es menos uno (-1)”, explica.

La reducción, a su juicio, refleja que las medidas de distanciamiento social dispuesta por el Gobierno dominicano que, entre otras cosas dictaminó un toque de queda desde las 5:00 de la tarde hasta las 6:00 de la mañana, están tienen un impacto positivo en el control de la propagación.

“El crecimiento en el país no ha sido descontrolado, se han tomado medidas, pero este es un virus en el que todo debemos participar para eliminar la cadena de transmisión y nosotros disminuir el factor de infección, que es lo que nos dice cuánto se propaga”.

Saladín aclara que todavía no se pueden hacer pronósticos concluyentes en torno al desarrollo del coronavirus que produce la COVID-19, pero señala que, si se siguen controlando los escenarios, cumpliendo con las medidas establecidas, pueden ser favorables.

“Hay factores que pueden incidir, el hecho de las pruebas rápidas, que si se hacen muchas se aíslan a los positivos, pero se tendrán muchos casos y se dispara la tasa de infección”, expone.

DEJA UNA RESPUESTA

Porfavor entre su comentario
Porfavor entre su nombre aqui